domingo, 30 de octubre de 2011

De Boca en Boca - Grupo Vocal - 1997 - Música de mundos

Jiri Son Bali (Bali) Tema popular compuesto en 1972 y dirigido a los jóvenes: su título significa “Árbol no regado”.
Danza de Kwenyii (Nueva Caledonia) Original grabado en 1977 en la Oceanía francesa sudoccidental, por miembros de la tribu Wapa.
Svatba (Bulgaria) Canto a la esperanza que representa el casamiento para una joven. El arreglo pertenece a Philipe Koutev.
Nani Nani (Canto Sefardí) Canción de cuna en español antiguo. El arreglo es del compositor Joaquín Rodrigo.
Shope Shope (Bulgaria) Canción que remeda una discusión entre una campesina y unos extranjeros.
Mosadi Ku Rima (Zimbabwe) Canto a la mujer que cultiva, mientras su perezoso marido duerme en casa.
Let us break bread together (Estados Unidos) Negro Spiritual que invita a compartir la ceremonia del pan. Arreglo de Tristán Malbrán.
Buura (Tuva) Es el nombre de una alta montaña sobre cuya cima se entona esta canción para emprender el vuelo.
Tres Golpes (Colombia) Canción de fuerte ritmo afro-latino de origen tradicional.
Canto de Ordeño (Venezuela) Los campesinos llaneros cantan al ordeñar la vaca melodías como éstas, simples y de intensa belleza, sobre coplas tradicionales.
Verdolaga (Colombia) Canto y baile originario de San Basilio de Palenque, sobre la costa atlántica colombiana.
Araruna (Brasil) Canción tradicional que habla del vistoso papagayo de la selva amazónica.
Canción de Cuna Chané (Argentina) Se trata del canto de una pequeña población autóctona del Chaco argentino, en el Noroeste del país.


TRADICIONES / EXPERIMENTACIONES

La metodología de trabajo de De Boca en Boca, así como su producción musical, se ve por fuerza encuadrada en una problemática común a músicos y creadores que trabajan en alguna proximidad con la música étnica.

En el caso del cuarteto vocal cordobés, resulta obvio que su intervención no está destinada a insertarse en la línea de transmisión oral de música de la que han sido extraídas muchas de las canciones que integran su repertorio. Su público está en las ciudades; la música interpretada por ellas les llega por medios industrializados o mediante alguna organización de conciertos. Las cuatro cantantes poco tienen que ver con la vivencia tradicional directa de la que han nacido las versiones “primarias” de esos cantos. Se trata, por lo tanto, de una operación musical que toma como referencia productos creados por regímenes orales, y busca en ellos elementos (tonales, rítmicos, tímbricos, etc.) lo suficientemente fuera de la tradición propia como para inspirar nuevos caminos dentro de ésta.

Es el tipo de operación que puede ser ejecutada como una forma de saqueo, o bien como un modo de encontrar elementos musicales que reten o conmuevan la propia musicalidad. Este último es el caso de De Boca en Boca. El respeto por los rasgos propios de la música que adaptan es innegable: parte del trabajo consiste precisamente en dejarse atravesar por las voces tradicionales. Aun desconociendo directamente el lecho étnico del cual se ha extraído el canto particular sobre el cual se trabaja, la recreación de sonoridades es un elemento clave de la metodología de abordaje del cuarteto. Es obvio que las cantantes no hablan todos los idiomas y dialectos en los que cantan. Su formación lírica las ha preparado, por otra parte, para cantar arias en idiomas europeos originales. Sin embargo, hay una exploración del sonido particular que no se pierde nunca de vista. En ese sentido debe interpretarse lo dicho por Rubén Blades: “...Escuchando a De Boca en Boca cantar, resulta difícil creer que estas voces son de Argentina y no de Senegal”.

El trabajo de De Boca en Boca no está dirigido a alimentar el imaginario exótico de un público masivo, sino a recorrer un camino musical cuya diversidad ha sido enriquecida por culturas de tradiciones originales y fértiles, y del que este cuarteto vocal de cámara de Córdoba, Argentina, acusa una recepción tan inesperada como inspirada.
Aquí 

Entradas populares en la semana